En los últimos años, numerosos estudios han demostrado que la salud tiene género y que se manifiesta tanto en la profesión médica, como en la atención a las y los pacientes. Respecto a la práctica profesional, hay especialidades típicamente masculinas, como traumatología, urología y, en general, todas las quirúrgicas; y especialidades femeninas, como pediatría, medicina de familia o psiquiatría. La atención médica es distinta dependiendo de si el paciente es varón o mujer, como también lo es la disposición del paciente hacia su médico o médica. Además, mujeres y hombres presentan no sólo diferencias biológicas sino también sociales. La socialización de género, las desigualdades en el acceso al poder y los recursos y la división sexual del trabajo determinan desigualdades en la salud entre los dos sexos.
 
Sin embargo, la investigación en salud, ajena a estas diferencias, ha usado tradicionalmente a los varones como objeto de estudio preferente. De hecho, en la segunda mitad del siglo XX se constató que la mayoría de los procesos, excepto los ginecológicos y obstétricos, se investigaban en los hombres,
siendo extrapolados sus resultados a las mujeres. También muchos estudios han documentado un mayor esfuerzo diagnóstico y terapéutico cuando el paciente era varón.
 
La Universidad de Oviedo cuenta en su campus de Oviedo con una Facultad de Medicina, con más de cuarenta años de trayectoria, en la que se matriculan anualmente una media de 920 personas, de las cuales más del 69% son mujeres. Del mismo modo, la Universidad asturiana cuenta también con varias titulaciones integradas en la especialidad de Ciencias de la Salud, como pueden ser Enfermería, Fisioterapia, Odontología o Bioquímica, que integran a más del 6% del alumnado total de la Universidad
asturiana, en las que la participación de mujeres es aún mayor, superando en muchos casos el 80% de las matrículas.
 
La Universidad de Oviedo y la Fundación Universidad de Oviedo consideran pues importante sensibilizar a la comunidad universitaria sobre estas cuestiones, así como promover la incorporación de la perspectiva de género en la investigación y contenido de las especialidades sociosanitarias en ella impartidas. Por tal motivo, organiza estas jornadas, que se convierten así, un año más, en los III Encuentros Universitarios por la Igualdad.
III ENCUENTROS UNIVERSITARIOS POR LA IGUALDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *